La preparación del parto con la acupuntura

Una de las indicaciones más fascinantes de la acupuntura es la inducción al parto con acupuntura.

La acupuntura en el embarazo es una terapia segura si es practicada por acupuntores experimentados. Debido a que en el embarazo se contraindican ciertos medicamentos porque pueden provocar teratogenicidad o malformaciones del feto, el arsenal terapéutico farmacológico es limitado. Por eso si se precisa se puede recurrir a la acupuntura en el embarazo.

La acupuntura en el embarazo tiene sus principales indicaciones en:

  • Pacientes con el feto en posición podálica (de nalgas) o transversa.
  • Dolores musculoesqueléticos: cervicalgias, dorsalgias, dolor de las varices.
  • Náuseas y vómitos en el primer trimestre del embarazo (hiperémesis gravídica).
  • Insomnio, cansancio
  • Problemas de la circulación como en las varices
  • Lesiones dermatológicas como el eritrema nodoso 

Desde el inicio de la formación en Medicina Tradicional China y acupuntura se realiza mucho hincapié en los puntos prohibidos para las embarazadas, son aquellos puntos que aumentan la contractilidad uterina e inician el trabajo del parto. Además se evita la punción en toda la zona de alrededor del abdomen. Por lo que no debes de temer a la acupuntura que puede ser una gran ayuda en el proceso del embarazo.

En el artículo de hoy te voy a explicar cómo es el tratamiento de la preparación al parto e inducción del parto con la acupuntura. 

El periodo de parto normal de la semana de la 37 a la 42. Un parto que ocurra antes de la semana 37 se considera un parto prematuro y si acontece después de la semana 42 es un parto tardío (normalmente se provoca el parto antes).

Normalmente las pacientes candidatas a la preparación al parto con acupuntura tendrán un embarazo normal con el bebé colocado en una posición ideal para el alumbramiento por vía vaginal. Se empieza el tratamiento una semana antes de la fecha estimada del parto, 3 sesiones a la semana se hace una sesión un día sí y otro no.

Es una mujer tocándose la barriga, está gestante de 38 a 42 semanas por lo que necesita preparación al parto con acupuntura

Por ejemplo, si a una mujer le han estimado una fecha de parto para la semana 40, empezaremos en la semana 39 la preparación al parto. Entre las sesiones la embarazada puede notar una mayor movilidad del bebé y contracciones uterinas que indican un fecha de parto próxima. 

No obstante, pacientes que tienen su primer hijo o tienen antecedentes de un parto inducido por oxitocina van a tener mayor probabilidad de que a pesar de estimular con acupuntura el parto, el parto se posponga de la fecha indicada. 

Una vez que se pase de la fecha prevista de parto, se hará un tratamiento intensivo con acupuntura diaria y automasaje que se le enseñará a la paciente para que se lo haga en casa (el coste de las sesiones diarias es distinto en estas pacientes por lo que si tienes alguna duda llámanos para informarte).

Realmente es un tratamiento muy interesante para aquellas mujeres que prefieran un parto sin inducción ni cesárea, o aquellas que tengan antecedentes de partos inducidos por oxitocina, la oxitocina es una hormona que estimula las contracciones uterinas que se puede segregar de manera natural o inyectar en forma de fármaco.

¿Cuáles son los mecanismos fisiológicos de la acupuntura para la preparación del parto?

El mecanismo de acción de la acupuntura para inducir el trabajo de parto puede estar relacionado con la estimulación del útero, con la regulación del sistema nervioso y la activación del sistema hormonal que interviene en la fase inicial del trabajo de parto (oxitocina, endorfinas y adrenalina). 

En los primeros meses de gestación se evitan tratar los puntos que puedan estimular la actividad uterina, mientras que en la fecha indicada del parto se aprovecharán algunos de esos puntos que estimulan la actividad uterina para inducir el parto.

La acupuntura para preparación al parto provoca una relajación del cuello del útero y un aumento de la intensidad y la frecuencia de las contracciones uterinas. Además se ayuda a la paciente a controlar el estado de ansiedad y el dolor durante el proceso.

En conclusión, se debería de considerar la acupuntura para iniciar el trabajo de parto en pacientes gestantes, sobre todo en pacientes con un embarazo cronológicamente prolongado, para aumentar sus posibilidades en un parto natural utilizando los menos fármacos posibles, ya que la acupuntura apenas tiene efectos secundarios descritos.

Escrito por la Dra Isabel Wang Zhu

Fuente: 

Imágenes:Embarazada tocándose la barriga. Photo by Camylla Battani on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s